Un apunte históricu sobre la primera Orbayando

1953-orbayando-4

Fonte: L’Arribada

El 13 d’ochobre de 1952 aconceyaba un grupu d’intelectuales col envís de fundar una Peña Artístico-Literaria pa contribuyir al esplendior cultural de Xixón. Ñacen los Ruxidores, de la mano del doctor José Manuel García de la Torres y de José Manuel Paraja. Y al poco, en xineru de 1953, la revista mensual Orbayando sal a la cai dende La Nueva España y baxo un editorial nel que se diz que “como todas las empresas y con mayor motivo cuanto más ambiciosas son, ésta nuestra ha tenido muy diversas acogidas”. Dirixe la revista Enrique Prendes y el dibuxu cubierta ye obra d’Ulises Meana. Plumas al vuelo, SurcosEntre nosotras, TierraCaxigalines o Confidencias, son secciones a facer polos José Manuel Benítez, Antonio Conde, Antonio Martínez, Baltasar Vicente Montes, Elvira Llamas, Angelina Rosete, Antonio G. Cobos, Tomás Montero, José Luis Michelón, Conrado Sabugo, J. Bustamante, J. Guerra-Peláez, Oscar Acebal, Piñera-rias, Luciano Castañón, Marino Galán, Celso Martínez y tamién un Enrique García-Rendueles qu’empieza’l so Vocabulario de los nuevos bablistas.

Orbayando -promediu de 30 páxines-, al pesar del puxu anicial, conclúi col númberu 4, correspondiente al mes d’abril.

El «lengüina» de la llingua

2012 lenguina-llingua-1

Vicente García Oliva reivindica la labor en pro del bable de Enrique García-Rendueles, para quien pide una placa o una calle

La Nueva España (30/11/2012)

Cuando era niño, le conoció como «don Enrique lengüina», porque sacaba la punta de la lengua cuando se concentraba. Así llamaban a su profesor de Religión en el Instituto Jovellanos Vicente García Oliva, académico de la Llingua, y sus compañeros de pupitre. Años más tarde se dio cuenta de que aquel «curina» que le daba clases era el mismo que firmaba esos documentos sobre el bable que estudiaba: Enrique García-Rendueles. «Si tuviera que resumir su obra y su figura en un título sería: “Don Enrique García-Rendueles, un intelectual asturiano”», explicó ayer García Oliva. Seguir leyendo

Nuevu averamientu a Enrique Gra-Rendueles

2012_Obres_GR
Antón García (08/06/2011)
.
Obres (in)completes de Don Enrique García-Rendueles
Edición, introducción y notes de Vicente García Oliva
Uviéu, Academia de la Llingua Asturiana, 2012
.
Vuelve Vicente García Oliva, venti años depués d’un primer llibru, sobre la figura d’Enrique Gra-Rendueles (Xixón, 1881-1955), interesante asturianista al que debemos ente otres coses dellos poemes y la última de les tres antoloxíes canóniques de la poesía asturiana, Los nuevos bablistas, de 1925. Consciente del accesu parcial a la so obra, Oliva yá reflexa nel títulu que tamos delantre d’unes Obres (in)completes, atropando nelles mui distintos materiales, dende los ensayos yá editaos en vida del autor sobre “Jovellanos y las ciencias morales y políticas” (1913) o la “Liturgia popular” (1950), a los textos que redactó pa la so antoloxía. Siguen darréu 32 poemes n’asturianu, una versión distinta d’ún d’ellos, y l’“Himno a Covadonga”, n’español, que como yá avisa l’editor nun ye’l conocíu cantar del mesmu títulu con lletra de Restituto del Valle, sinón otru con música d’Eulogio Llaneza (1918). Publíquense tamién los “Antiguos apodos de Gijón”.

Seguir leyendo

García Oliva reúne la obra asturiana de García-Rendueles y elogia su «modernidad»

obres_garcia-rendueles

El estudioso lamenta, al igual que Ana Cano, la pérdida de la gramática y el diccionario que preparó el autor gijonés

La Nueva España (03/05/2011)

Gijón, J. L. ARGÜELLES

Pocos autores más importantes para la cabal comprensión de la literatura asturiana que Enrique García-Rendueles (1880-1995). Su antología «Los nuevos bablistas», publicada en 1925, es una referencia insoslayable. Y, sin embargo, estaba pendiente una obra que reuniera, con el pertinente estudio biográfico, el conjunto de los trabajos de quien ha sido conocido, también, como «el curina de Cimavilla». Es la carencia que subsana ahora Vicente García Oliva con «Obres (in) completes de don Enrique García-Rendueles», que caba de editar la Academia de la Llingua Asturiana, con la colaboración económica del Ayuntamiento de Gijón. Seguir leyendo

Enrique García Rendueles. “Los nuevos bablistas”: Voluntá y fracasu asturianista

1925 LNB

Ponencia lleída por Xuan Xosé Sánchez Vicente‘l 17 de setiembre de 2007, na segunda edición de l’Arribada.

Nel 1925 publícase Los nuevos bablistas, un florilexu de la nuestra poesía fechu por un presbíteru natural del barriu de Cimavilla de Xixón, Enrique García-Rendueles.

La obra ye´l tercer momentu de sistematización antolóxica de la nuestra lliteratura, que, hasta entós, ye, fundamentalmente, la nuestra poesía. Los anteriores fiensos fueren, el primeru, l´asoleyamientu nel 1839 de la esbilla cavediana, que recoyía lo más selecto de la escasa producción del XVII y XVIII —más los poemes del propiu antólogu, Caveda—, y, el segundu, nel 1887, la reedición por Canella de la obra del villaviciosín fíu de Caveda y Solares, na qu´enxertó una mozaína más de poemes, d´autores y feches posteriores a la de 1839. Seguir leyendo

Enrique García Rendueles, 50 años de su muerte

enrique-garcc3ada-rendueles-3

Rodrigo Grossi

La Nueva España (20/12/2005)

Muy pocos asturianos recordarán ahora la figura de tantos autores que usaron su llingüa llariega para reflejar en sus composiciones una Asturias en la que la belleza de los campos, el arraigo de las costumbres tradicionales y un cierto sentimiento de nostalgia se une en ocasiones a un suave humanismo lleno de cierta picardía.

Uno de estos poetas asturianos a los que antes nos referíamos fue el gijonés Enrique García Rendueles, sacerdote, profesor de Religión en el Instituto Jovellanos y bibliógrafo, nacido en 1880 en el barrio de Cimadevilla y muerto en 1955, hace ahora, por tanto, 50 años y que bien merece un recuerdo y un homenaje de su villa natal y de toda la Asturias que tiene en él una de las figuras más notables dentro de la tendencia regionalista, precursora y defensora de unos valores que ahora aparecen en, muchos aspectos, reflejados en nuestra autonomía. Valores que se incardinan al lado de la defensa de nuestros valores regionales -dentro de la unidad de España, tan combatida en estos momentos. Ellos supieron ver la rica variedad de los pueblos y regiones de España, pero siempre dentro de una superior unidad en la que todos, siendo distintos, cabemos juntos. Seguir leyendo

El sacerdote gijonés E. García Rendueles, en defensa del Jovellanos conservador

enrique_garcia_renduelesSilverio Sánchez Corredera 

Fonte: Ambiente intelectual gijonés a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. El entorno jovellanista (2003)

Enrique García Rendueles y Lamuño obtiene uno de los premios del concurso de la Academia de Ciencias Morales y Políticas de 1912 con la obra Jovellanos y las Ciencias Morales y Políticas. Estudio crítico. El estudio de don Enrique, sacerdote y profesor de Religión en el Instituto Nacional de Enseñanza Media de Gijón –es decir, en el Instituto de Jovellanos- se sitúa claramente en la línea nocedalista y menendezpelayista. Su análisis es un exponente de la recepción en la perspectiva católica de Jovellanos. El escrito que desarrolla entre la primavera y el otoño para el concurso ordinario de 1912, de la R. A. de Ciencias Morales y Políticas, de 82 páginas, pretende ser una exposición de las doctrinas de Jovellanos sobre derecho, economía, política, educación pública, costumbres, además de un análisis como patriota, historiador y crítico de artes, y religioso. Lo que efectivamente hace es atravesar estas temáticas citando textos significativos de Jovellanos, dentro del sentir neocatólico que se venía construyendo desde hacía medio siglo. Para García Rendueles, sólo Nocedal, Menéndez Pelayo y Costa han estudiado a conciencia a Jovellanos. ¿Cómo este gijonés se olvida de Felipe Bareño, González-Blanco y, sobre todo, de Somoza, al que sin duda conocía personalmente? Nocedal fue editor y reescribió la biografía sobre la de Ceán, añadiendo sus opiniones, después abandonó, estando en la posesión de inéditos, los estudios jovellanistas. Menéndez Pelayo reconoce que Somoza es el mayor jovellanista. Y Costa hace un uso de Jovellanos aplicado a su teoría económica agraria. A un nivel similar a la de estos tres, respecto del conocimiento de Jovellanos, podemos situar a otros, como Azcárate y Baumgarten, que Rendueles no cita. Pero, sobre todo, no reconocer que era Somoza el máximo exponente del jovellanismo, suponía estar decantándose de forma partidista, en la línea que estamos llamando neocatólica[1], con el añadido de un Costa –que había adquirido en la época gran predicamento en todas las facciones ideológicas-, que indirecta o directamente hace de Jovellanos un «antisocialista»[2]. Seguir leyendo

Semblanza de D. Enrique García-Rendueles

los_nuevos_bablistas

Fabriciano González García (Fabricio)

Fonte: Los nuevos bablistas (1925)

Pa la busca y rebusca ú hay quien diga
Qu’ á isti cura aventaxa ni apareya,
Pos regüelve en llibrotes d’ escorneyá
Y estrúyeyos el zumen sin fatiga.
Con mayor pesu que en llagar la viga
Sin fuelgu y con el rixu que i arreya
La pacencia probada de la abeya
Y el trabayu teñaz de la formiga.
Ansina xuntó elli so tesoru
Que val, como se diz, l’ oru y el moru
Llabrau y enriquecíu con so caltér;
Y lleyendo sos versos de tenrura
Asómase á les mientes la fegura
De Mosén Don Xacinto Verdaguer.